martes, 27 de septiembre de 2016

DECLARACIÓN DE LA RED DE INTELECTUALES, ARTISTAS Y MOVIMIENTOS SOCIALES EN DEFENSA DE LA HUMANIDAD POR LA PAZ EN COLOMBIA


SÍ A LA PAZ CON JUSTICIA SOCIAL Y DEMOCRACIA PLENA

La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad por la Paz en Colombia
 
Todo aquel – hombres y mujeres – que en Nuestra América ha dedicado su vida y sus esfuerzos a intentar poner fin a la secular injusticia, explotación, violencia y marginación a la que, generaciones tras generaciones, ha sido sometido el bravo pueblo nuestroamericano por una rancia oligarquía que ha logrado controlar a su entero beneficio el curso de nuestra historia, no puede sino apoyar con todas sus fuerzas la solución definitiva de uno de los conflictos de mayor duración y más graves consecuencias, como lo ha sido el que se ha mantenido entre los sucesivos Gobiernos de Colombia y los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo(FARC-EP).

Muchos han sido los intentos de lograr el cese de los enfrentamientos y sentar las bases para una paz duradera; intentos que han sido liderados tanto por la propia FARC-EP como por hombres y mujeres que desde una posición de compromiso con la justicia y de salvaguarda de los derechos humanos, han intentado sin éxito acercar a las partes. En esta oportunidad lo ha podido lograr un gran humanista y defensor a ultranza de la unidad de los pueblos de Nuestra América y de su conservación como zona de paz. Se trata del Comandante Hugo Chávez, quien se empeñó en hacer posible la paz en Colombia, como lo reconocen ambas partes, y cuyo ejemplo queda como compromiso de todos y de todas ahora que los Acuerdos de Paz discutidos por ambas partes en La Habana, llegan a su definitiva resolución y abren las puertas para que el pueblo colombiano se reencuentre consigo mismo en paz y con justicia.

Vale destacar que tanto para la conclusión del Acuerdo General, como para el desarrollo de las posteriores conversaciones en La Habana ha sido determinante el solidario papel jugado por el gobierno de la Cuba revolucionaria, quién acogió los diálogos casi desde el inicio, así como la disposición y colaboración de los gobiernos de la República Bolivariana de Venezuela, del Reino de Noruega y de la República de Chile; Cuba y Noruega actúan como garantes, mientras Venezuela y Chile son acompañantes.

La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad (REDH), en reafirmación de su compromiso con la defensa de la paz, la justicia, la solidaridad entre los pueblos y la verdad, atendió una invitación que le fuera formulada por el equipo negociador de la FARC-EP en los Diálogos de Paz en La Habana, para una reunión informativa sobre los avances logrados y sus expectativas en la consecución de la tan anhelada Paz en Colombia, que es también la Paz en Nuestra América.

En tal sentido, la REDH desea expresar su apreciación y compromiso con este Diálogo de Paz que debe ser hoy motivo de regocijo para todo el pueblo nuestroamericano, y en consecuencia:
  • Nos sumamos a dicho compromiso y expresamos nuestro deseo de trabajar con denuedo para que se afirmen las condiciones que aseguren la participación de toda la sociedad colombiana en la construcción de una paz mediada por una cultura de reconciliación, convivencia, tolerancia y no estigmatización, y que asegure el reencuentro, sin venganzas ni violencias, del pueblo que se fue a las armas con el pueblo que ha resistido en silencio una situación de opresión y de negación de sus más elementales derechos.
  • Abogamos porque el fin del conflicto y la implementación de las reformas surgidas del Acuerdo Final, constituyan la principal garantía de la no repetición de hechos semejantes, así como una vía expedita para asegurar que no surjan nuevas generaciones de víctimas.
  • Apoyamos todas las medidas que ambas partes han acordado para un reconocimiento mutuo verdadero y la voluntad de resarcir los daños producidos directa o indirectamente por un enfrentamiento que ha causado por más de 50 años víctimas inocentes, separación de las familias, migraciones internas, desplazamientos obligados, mutilaciones, violaciones, desapariciones, muertes y profundas heridas en el alma social.
  • Reconocemos como un gran aporte al fortalecimiento del sistema de Justicia y a la consolidación de la Paz, el acuerdo de establecer una Jurisdicción Especial para la Paz, que hará parte del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición (SIVJRNR); el cual permitirá que el Estado colombiano, acompañado de una sociedad en reconciliación, cumpla con el deber de investigar, esclarecer, perseguir, juzgar y sancionar las graves violaciones a los derechos humanos y las graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) que tuvieron lugar en el contexto y en razón del conflicto armado.
  • Confiamos en que la paz alcanzada permita un tratamiento justo y una plena garantía en la seguridad de la vida y los derechos humanos de todas y de todos los insurgentes que no incursos en los delitos de violación de los derechos humanos, decidan incorporarse plenamente a la vida política de la nación colombiana. Que no vuelva repetirse jamás la masacre cometida contra los integrantes de la Unión Patriótica que optaron honestamente por la incorporación pacífica a la sociedad de su tiempo.
  • Instamos a rechazar y condenar toda manifestación que vaya en contra de este anhelo de paz y a mantenernos vigilantes contra toda acción destinada a entorpecer o desviar los acuerdos alcanzados. En particular, exhortamos a que se tomen acciones contundentes que permitan desmontar las criminales estructuras paramilitares, organizadas y alentadas por la extrema derecha colombiana, que siguen funcionando, que controlan partes importantes del territorio colombiano y que se han extendido con graves consecuencias sobre los países vecinos de Colombia, como Venezuela y Ecuador, amenazando con ello la estabilidad de la región.
  • Reconocemos que la reconciliación que la sociedad colombiana y el mundo esperan no puede implicar impunidad en los crímenes cometidos por las partes, pero sí debe sellarse con una acción humanitaria como lo es la amnistía y el perdón para todos aquellos, hombres y mujeres, presos en cárceles del Estado como consecuencia del estado de guerra, así como el perdón para civiles acusados de complicidad sólo por el delito de haber apoyado lo que creían justo.
  • Llamamos a que este proceso de paz en Colombia se complemente con la instalación de una mesa de negociaciones similar con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) que asegure de manera definitiva el cierre de una era de confrontación violenta y que abra para siempre una de diálogo, convivencia, confrontación pacífica de las divergencias y de participación plena de todas y todos los ciudadanos en la conducción de los asuntos públicos y en la justa distribución de las ingentes riquezas que caracterizan ese bello país.
  • Apoyamos la propuesta hecha por el Gobierno de Juan Manuel Santos de consultar mediante un plebiscito la opinión y el respaldo de la sociedad colombiana a los actuales Acuerdos de Paz, y esperamos que el contundente SI que resulte de dicha consulta sea la base para que se abra una nueva realidad política y social en Colombia a través de la posterior convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente.
  • Llamamos a todos los intelectuales, artistas y movimientos sociales de Nuestra América y del mundo a acompañar de manera decidida este proceso de paz que vive el pueblo de Colombia, en la creencia de que el mismo habrá de contribuir a frenar al mismo tiempo las agresiones de potencias extranjeras sobre el territorio nuestroamericano y constituirá, al mismo tiempo que un ejemplo a seguir, un paso muy importante en la construcción de un mundo de paz con justicia.
En Nuestra América, a los 23 días del mes de septiembre de 2016

lunes, 26 de septiembre de 2016

CARTELES DE PROPAGANDA SOVIÉTICA EN ASIA CENTRAL Y EN CÁUCASO: 1918-1940

Extraído de Un Vallekano en Rumanía
(http://imbratisare.blogspot.com.es/)

El año pasado en Moscú tuvo lugar una interesante exposición sobre la Historia Soviética en Asia
Central y el Caúcaso, titulada "Poster del Este Soviético: 1918-1940,” que mostraba 241 carteles de propaganda dirigidos a la población musulmana de la Unión Soviética, con exhortaciones a la salud pública, la industrialización, a la liberación de la mujer o la conciencia de clase, entre otros temas.

Los cárteles se dirigen a las regiones donde el Islam es la religión mayoritaria, en un intento de atraer a los musulmanes hacia el Socialismo. Para transmitir las ideas revolucionaras, los ilustradores utilizan tanto la lengua rusa como las lenguas locales, como el azerí, el tártaro, el árabe o el kazajo.
En algunos de ellos se pueden ver curiosas imágenes en las que la estrella roja socialista y otros símbolos de los trabajadores aparecen junto a la media luna islámica, en unos años en los que, explicaba el catálogo de la exposición, "la ideología bolchevique buscaba puntos de unión con la ideología islámica", limitando su rechazo a lo que esta tenía de superstición y, en especial, de herramienta de sometimiento de unos pocos sobre la mayoría.

Algunos de los carteles bolcheviques dirigidos a los musulmanes del este de la Unión Soviética y el Caúcaso, pertenecientes a la Fundación Mardjani o al Museo Central de Estado de Historia Contemporanea de Rusia (SCMCHR), que formaron parte de la exposición, son los siguientes:


Dos años de la Revolución Bolchevique– Kazan, 1919 (SCMCHR)
Dos años de la Revolución Bolchevique – Kazan, 1919 (SCMCHR)
“La vida en el este es tranquila” – Ruso y Azerí, 1920s (Fundación Mardjani)
“Con su poderosa unión, los trabajadores y los campesinos destruyen a los opresores” – Azerí, Baku, 1920s
(Fundació Mardjani)


“Campesino, !No elijas a esta gente" Ellos fueron tus enemigos y siguen siéndolo",  – Tajik, Tashkent, 1920s ( Fundación Mardjani)
“!Trabaja duro para producir locomotoras” – Ruso y uzbeco, Tashkent, 1920s (SCMCHR)
“Con agua y sol tendrás comida” – Ruso y uzbeco, Tashkent, 1920s (Fundación Mardjani)
“Quien no trabaja, no come” – Uzbeco, Tashkent, 1920s (Fundación Mardjani)
“Mujeres musulmanas, El zar, el bey y el kan te quitan los derechos"  –
Azerí, Baku, 1921 (Funadación Mardjani)
“No abandones tu cama hasta después de siete días del parto” – Ruso y Tártaro, Kazan, 1927 (SCMCHR)
“Trabajadores y campesinos. No dejéis que ellos destruyan lo que habéis construido en estos 10 años"  – Russian and Uzbek, Tashkent, 1927 (SCMCHR)
Para los Soviets orientales, X Aniversario del Ejército Rojo
 – Ruso y Uzbeco, Tashkent, 1928 (SCMCHR)
A pesar del aumento de la industrialización en las granjas “mo podemos prescindir del caballo” – Ruso y Uzbeco, Tashkent, 1933 (Fundación Mardjani)

Lenin llamaba a trabajar duro – Kazajo, Tashkent, 1933 (Fundación Mardjani)

Club tártaro– Tártaro (Escritura latina y arábe), Moscú, 1935 (Fundación Mardjani)

“Mantened la disciplina den el trabajo en las granjas colectivas” – Uzbeco, Tashkent, 1933 (Fundación Mardjani)

domingo, 25 de septiembre de 2016

"LA MAÑANA", DEL PINTOR SOVIÉTICO VYACHESLAV ZAGONEK



La mañana
Vyacheslav Frantsevich Zagonek
1959-1960
Oleo sobre tela
160 x 330 cm
Museo Ruso de San Petersburgo

Vyacheslav Frantsevich Zagonek nació en 1919 en Irkutsk. Fue uno de los paisajistas más influyentes de San Petersburgo después de 1950. Se convirtió en miembro de la Academia Rusa de las Artes en 1975. Se le concedió el título de "Artista del Pueblo de la URSS" en 1985. Vivió y trabajó en San Petersburgo hasta su muerte en 1994.

En la pintura "La mañana" el concepto del artista se conecta con sus impresiones de la zona alrededor del lago Onega, que visitó en 1955. En esta obra el artista refleja una imagen poética de una mañana de primavera en una granja colectiva típica de la URSS. Zagonek usa todas las técnicas artísticas que suele utilizar en sus trabajos: el diseño horizontal de la pintura, la saturación rítmica y la riqueza de los matices emocionales. La pintura es monumental, una especie de canción sobre el entusiasmo por la vida de los habitantes de la Unión Soviética después del triunfo en la II Guerra Mundial.

sábado, 24 de septiembre de 2016

"SEPTIEMBRE DEL 75", DOCUMENTAL SOBRE EL ÚLTIMO FUSILADO DEL FRANQUISMO

Título original Septiembre del 75
Año 2009
Duración 85 min.
País España
Director Adolfo Dufour
Guión Adolfo Dufour
Música José Ángel Lázaro
Fotografía Miguel Ángel López, Pablo Mínguez
Reparto Alberto San Juan

Xosé Humberto Baena tenía 24 años cuando lo ejecutaron. Su triste destino fue ser el último fusilado del franquismo, acusado del asesinato del policía armada Lucio Rodríguez. Hasta el último momento mantuvo ante su familia que era inocente.
En unas conmovedoras cartas, a las que en el documental pone voz el actor Alberto San Juan, relató sus últimos días y, ante su inmediato desenlace, escribió: 'Que mi muerte sea la última que dicte un tribunal militar'.

Con Baena, fueron ejecutados Ángel Otaegui, Ramón García, José Luis Sánchez Bravo y Juan Paredes el 27 de septiembre de 1975. El documental 'Septiembre del 75' reproduce el proceso lleno de irregularidades, la falta de pruebas contra los condenados, la movilización internacional con protestas en toda Europa, llegando a la retirada de embajadas, como presión para lograr los indultos. Pero, ni siquiera la llamada personal del papa Pablo VI a Franco durante la noche anterior a los fusilamientos pudo paralizar las cinco ejecuciones.

'Septiembre del 75' cuenta con los testimonios de los otros condenados en aquél proceso, cuyas penas capitales fueron conmutadas la noche del 26 de septiembre. También los abogados que los defendieron aportan datos escalofriantes sobre las condiciones en las que trabajaron, así como la arbitrariedad e ilegalidad de todo el juicio.

Pero, además del relato de un proceso que avergonzó al mundo, la auténtica razón de ser del documental es mostrar la lucha de la familia de Xosé Humberto Baena, iniciada por sus padres y ahora continuada por su hermana Flor, por limpiar su recuerdo y reivindicar la justicia que no tuvo entonces. Baena, que militaba en el FRAP, negó hasta el final haber matado a nadie, fue declarado culpable sin pruebas, sin arma homicida, sin informe balístico y sin testigos. El único argumento que se presentó fue una confesión de culpabilidad arrancada al detenido bajo tortura.

La familia Baena en aquellos momentos de desesperación llegó a recurrir al entonces Príncipe Juan Carlos, a quien dirigió una carta pidiendo su intercesión. El Jefe de la Casa Real contestó con una nota de apoyo. Ahora, treinta y cinco años después, Flor Baena sigue peleando para que alguna instancia nacional o internacional reabra el caso, se llegue a demostrar la inocencia de su hermano y conseguir la reparación moral de su familia.

'Septiembre del 75' está dirigido por Adolfo Dufour, que fue galardonado por este documental en la Semana Internacional de Cine de Valladolid y ha recibido las mejores críticas en todos los eventos en que se ha presentado.

Fuente: RTVE

VER DOCUMENTAL:

viernes, 23 de septiembre de 2016

"MI PUEBLO HA SIDO EL MÁS TRAICIONADO DE ESTE TIEMPO", DE PABLO NERUDA, EN EL 43 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DEL POETA COMUNISTA


"Mi pueblo ha sido el más traicionado de este tiempo"

Por Pablo Neruda

[Desde Isla negra, su residencia en Chile, el 14 de septiembre de 1973, Pablo Neruda escribió su dramático testimonio del 11-S latinoamericano. Luego, el 23, fallece de cáncer.]

De los desiertos del salitre, de las minas submarinas del carbón, de las alturas terribles donde yace el cobre y lo extraen con trabajos inhumanos las manos de mi pueblo, surgió un movimiento liberador de magnitud grandiosa. Ese movimiento llevó a la presidencia de Chile a un hombre llamado Salvador Allende, para que realizara reformas y medidas de justicia inaplazables, para que rescatara nuestras riquezas nacionales de las garras extranjeras.

Donde estuvo, en los países más lejanos, los pueblos admiraron al presidente Allende y elogiaron el extraordinario pluralismo de nuestro gobierno. Jamás en la historia de la sede de las Naciones Unidas, en Nueva York, se escuchó una ovación como la que le brindaron al presidente de Chile los delegados de todo el mundo.

Aquí en Chile se estaba construyendo, entre inmensas dificultades, una sociedad verdaderamente justa, elevada sobre la base de nuestra soberanía, de nuestro orgullo nacional, del heroísmo de los mejores habitantes de Chile. De nuestro lado, del lado de la revolución chilena, estaban la Constitución y la ley, la democracia y la esperanza. Del otro lado no faltaba nada. Tenían arlequines y polichinelas, payasos a granel, terroristas de pistola y cadena, monjes falsos y militares degradados.

Unos u otros daban vueltas en el carrusel del despecho. Iban tomados de la mano el fascista Jarpa con sus sobrinos de "Patria y Libertad", dispuestos a romperles la cabeza y el alma a cuanto existe, con tal de recuperar la gran hacienda que ellos llamaban Chile. Junto con ellos, para amenizar la farándula, danzaba un gran banquero y bailarín, algo manchado de sangre; era el campeón de rumba González Videla, que rumbeando entregó hace tiempo su partido a los enemigos del pueblo. Ahora era Frei quien ofrecía su partido demócrata - cristiano a los mismos enemigos del pueblo, y bailaba además con el ex coronel Viaux, de cuya fechoría fue cómplice.

Estos eran los principales artistas de la comedia. Tenían preparados los viveros del acaparamiento, los "miguelitos”, los garrotes y las mismas balas que ayer hicieron de muerte a nuestro pueblo en Iquique, en Ranquil, en Salvador, en Puerto Montt, en la José Maria Caro, en Frutillar, en Puente Alto y en tantos otros lugares. Los asesinos de Hernán Mery bailaban con naturalidad santurronamente. Se sentían ofendidos de que les reprocharan esos "pequeños detalles".

Chile tiene una larga historia civil con pocas revoluciones y muchos gobiernos estables, conservadores y mediocres. Muchos presidentes chicos y sólo dos presidentes grandes: Balmaceda y Allende. Es curioso que los dos provinieran del mismo medio, de la burguesía adinerada, que aquí se hace llamar aristocracia. Como hombres de principios, empeñados en engrandecer un país empequeñecido por la mediocre oligarquía, los dos fueron conducidos a la muerte de la misma manera.

Balmaceda fue llevado al suicidio por resistirse a entregar la riqueza salitrera a las compañías extranjeras. Allende fue asesinado por haber nacionalizado la otra riqueza del subsuelo chileno, el cobre. En ambos casos la oligarquía chilena organizó revoluciones sangrientas. En ambos casos los militares hicieron jauría. Las compañías inglesas en la ocasión de Balmaceda, las norteamericanas en la ocasión de Allende, fomentaron y sufragaron estos movimientos militares.

En ambos casos las casas de los presidentes fueron desvalijadas por órdenes de nuestros distinguidos "aristócratas". Los salones de Balmaceda fueron destruidos a hachazos. La casa de Allende, gracias al progreso del mundo, fue bombardeada desde el aire por nuestros heroicos aviadores.

Sin embargo, estos dos hombres fueron muy diferentes. Balmaceda fue un orador cautivante. Tenía una complexión imperiosa que lo acercaba más al mando unipersonal. Estaba seguro de la elevación de sus propósitos. En todo instante sé vio rodeado de enemigos. Su superioridad sobre el medio en que vivía era tan grande, y tan grande su soledad, que concluyó por reconcentrarse en sí mismo.

El pueblo que debía ayudarle no existía como fuerza, es decir, no estaba organizado. Aquel presidente estaba condenado a conducirse como iluminado, como un soñador: un sueño de grandeza se quedó en sueño. Después de su asesinato, los rapaces mercaderes extranjeros y los parlamentarios criollos entraron en posesión del salitre: para los extranjeros, la propiedad y las concesiones; para los criollos las coimas.

Recibidos los treinta dineros todo volvió a su normalidad. La sangre de unos cuantos miles de hombres del pueblo se secó pronto en los campos de batalla. Los obreros más explotados del mundo, los de las regiones del norte de Chile, no cesaron de producir inmensas cantidades de libras esterlinas para la City de Londres.

Allende nunca fue un gran orador. Y como estadista era un gobernante que consultaba todas sus medidas. Fue el antidictador, el demócrata principista hasta en los detalles. Le tocó un país que ya no era el pueblo bisoño de Balmaceda; encontró una clase obrera poderosa que sabia de que se trataba.

Allende era dirigente colectivo; un hombre que, sin salir de las clases populares, era un producto de la lucha de esas clases contra el estancamiento y la corrupción de sus explotadores. Por tales causas y razones, la obra de que realizó en tan corto tiempo es superior a la de Balmaceda; más aun, es la más importante en la historia de Chile.

Sólo la nacionalización del cobre fue una empresa titánica, y muchos objetivos más se cumplieron bajo su gobierno de esencia colectiva. Las obras y los hechos de Allende, de imborrable valor nacional, enfurecieron a los enemigos de nuestra liberación.

El simbolismo trágico de esta crisis se revela en el bombardeo del Palacio de Gobierno; uno evoca la Blitz Krieg de la aviación nazi contra indefensas ciudades extranjeras, españolas, inglesas, rusas; ahora sucedía el mismo crimen en Chile; pilotos chilenos atacaban en picada el palacio que durante siglos fue el centro de la vida civil del país.

Escribo estas rápidas líneas para mis memorias a sólo tres días de los hechos incalificables que llevaron a la muerte de mi gran compañero el presidente Allende. Su asesinato se mantuvo en silencio; fue enterrado secretamente; sólo a su viuda le fue permitido acompañar aquel inmortal cadáver.

La versión de los agresores es que hallaron su cuerpo inerte, con muestras de visible suicidio. La versión que ha sido publicada en el extranjero es diferente. A reglón seguido del bombardeo aéreo entraron en acción los tanques, muchos tanques, a luchar intrépidamente contra un solo hombre: el Presidente de la Republica de Chile, Salvador Allende, que los esperaba en su gabinete, sin más compañía que su corazón, envuelto en humo y llamas.

Tenían que aprovechar una ocasión tan bella. Había que ametrallarlo porque nunca renunciaría a su cargo. Aquel cuerpo fue enterrado secretamente en un sitio cualquiera. Aquel cadáver que marchó a la sepultura acompañado por una sola mujer que llevaba en si misma todo el dolor del mundo, aquella gloriosa figura muerta iba acribillada y despedazada por las balas de las metralletas de los soldados de Chile, que otra vez habían traicionado a Chile."

Fuente: Causa Popular

jueves, 22 de septiembre de 2016

EL ARTISTA FRANCISCO LETELIER INAUGURA EN WASHINGTON SU MURAL "TODAS LAS MANOS" EN HOMENAJE A SU PADRE ASESINADO HACE 40 AÑOS, ORLANDO LETELIER


El evento es parte de las múltiples actividades organizadas este mes en la capital de Estados Unidos al cumplirse 40 años del asesinato de Orlando Letelier a manos de la DINA y la dictadura de Augusto Pinochet

El destacado artista Francisco Letelier trabajó al aire libre por más de un mes, rindiendo homenaje también a Ronni Moffitt, asesinada junto a Orlando Letelier, y a Rodrigo Rojas de Negri, muerto por una patrulla militar en Santiago en 1986


Una emotiva ceremonia este 11 de septiembre antecedió el lanzamiento de un bellísimo mural multitemático creado por el destacado pintor y poeta Francisco Letelier, como homenaje a su padre, el asesinado ex ministro del Presidente Salvador Allende, Orlando Letelier. La obra de arte celebra también las vidas de Ronni Moffitt, asesinada junto a Letelier en 1976 en Washington DC, y Rodrigo Rojas de Negri, joven fotógrafo quemado por una patrulla militar en Chile en 1986.

El evento, titulado “Todas las manos”, el mismo nombre del mural que comenzará pronto una gira por Estados Unidos, se realizó en el Kay Spiritual Life Center de la American University, en el corazón de Washington DC. La obra artística se mantendrá en exposición por el resto de septiembre en la plaza interior del Museo del Katzen Arts Center, de la American University.

“Inaugurar este mural acá en Washington en homenaje a mi padre, a Ronni Moffitt y a Rodrigo Rojas de Negri es un reconocimiento de  esfuerzos culturales,  lazos de amistad y solidaridad, y compromisos políticos que cruzan fronteras nacionales y distancias geográficas”, expresó Francisco Letelier. Agregó que “este proyecto ha puesto un énfasis en la identidad chileno-estadounidense y la gran solidaridad de personas que han entregado sus vidas para la justicia social no solo en Chile sino que en todos los países de las Américas. El legado de las muertes de Orlando, Ronni y Rodrigo se traduce en que sus nombres hoy son sinónimos de la búsqueda continua por la justica, la paz y la dignidad, y sus nombres son esenciales para contar no solamente la historia de Chile sino la historia de Washington DC, además de la búsqueda de principios y valores basados en los derechos humanos en todo el Nuevo Mundo”.

La ceremonia contó con la presencia de destacados intelectuales y activistas de todo el país, incluido Peter Kornbluh, prestigioso investigador que ha trabajado durante décadas desclasificando documentos del gobierno de Estados Unidos y sus servicios de seguridad, para esclarecer la verdad del intervencionismo de Estados Unidos, especialmente en la historia pre y post golpe de Estado de 1973 en Chile.

También entregó algunas palabras el Director del Institute for Policy Studies, John Cavanaugh, organismo donde trabajaba Orlando Letelier en el momento de su asesinado por la DINA el 21 de septiembre de 1976 en Sheridan Circle, Washington DC.

Otros oradores incluyeron a Joe Elridge, co-fundador del Washington Office on Latin America; Aviva Kempner, cineasta y Directora de la Fundación Ciesla; y Lori Kaplan, Presidenta del Latin American Youth Center, institución de fuerte presencia entre jóvenes latinos del área metropolitana de Washington DC. Asimismo, el embajador de Chile en Estados Unidos, Juan Gabriel Valdés, relató a título personal en un emotivo discurso su experiencia de vida junto a Orlando Letelier, con quien trabajaba al momento de su asesinato.

Juan Gabriel Valdés estuvo a punto de abordar el vehículo que terminó siendo destruido por la bomba que la policía política del dictador Augusto Pinochet instaló en el auto de Orlando Letelier, y que también terminó con la vida de Ronni Moffitt, activista, músico y también funcionaria del Institute for Policy Stdudies.

El evento contó también con la poesía del poeta salvadoreño Quique Avilés, y con la música de trova del cantautor Patricio Zamorano. “Ha sido un honor enorme poder acompañar a Pancho Letelier, a quien tengo el gusto de conocer hace mas de 10 años, y ser parte de todo su compromiso comunitario a través de sus murales y su poesía”, expresó Patricio Zamorano, también periodista y cientista político. “He tenido la oportunidad de cantar varias veces en el memorial de Sheridan Circle, pero colaborar con mis canciones con el querido Pancho es un privilegio enorme, por ser un artista que proyecta el legado de su padre con su propio trabajo social y sumamente comprometido con causas sociales fundamentales, ya sea en la Palestina ocupada, las paredes de Washington DC o los muros de los barrios de California”. Francisco Letelier y Patricio Zamorano compartieron escenario en varias canciones mezcladas con la poesía del pintor, rememorando a Víctor Jara, otro mártir de la democracia chilena, y Violeta Parra, compositora fundamental de América Latina.

El mural, compuesto de 5 paneles, recorre las vidas de Orlando Letelier, Ronni Moffit, Rodrigo Rojas de Negri y muchas figuras de las luchas sociales, ambientales e indigenistas de Chile. Lo complementan documentos desclasificados de los aparatos de inteligencia de Estados Unidos concernientes a Chile, fotos familiares, elementos del paisaje chileno y trazos realizados por estudiantes de American University y otras instituciones de Washington DC.

Francisco Letelier y parte de la familia de su padre estarán también en la ceremonia de homenaje a Orlando Letelier, el 23 de septiembre en el monolito que marca el lugar exacto de la explosión que terminó con la vida del economista, en Sheridan Circle, y que contará con la presencia de la Presidenta Michelle Bachelet.

Fuente: infoAméricas

 vista-general-mural-en-honor-a-orlando-letelierMural de Francisco Letelier, en la plaza exterior del Katzen Arts Center de la American University (Crédito foto: Patricio Zamorano – http://www.infoamericas.info). 11 de sep. de 2016.

ronni-moffitt
Sección del mural de Francisco Letelier dedicada a Ronni Moffitt (Crédito foto: Patricio Zamorano – http://www.infoamericas.info). 11 de septiembre de 2016.
rodrigo-rojas-prensa
Sección dedicada a Rodrigo Rojas de Negri, del muralista Francisco Letelier. (Crédito foto: Patricio Zamorano – http://www.infoamericas.info). 11 de septiembre de 2016.
panel-copihue-francisco-letelier
Sección del mural de Francisco Letelier “Todas las manos”. (Crédito foto: Patricio Zamorano – http://www.infoamericas.info). 11 de septiembre de 2016.
franciso-letelier-junto-a-su-obra
El muralista Francisco Letelier frente a la sección de su mural dedicada a su padre, Orlando Letelier, en el Katzen Arts Center de American University, Washington DC (Crédito foto: Patricio Zamorano – http://www.infoamericas.info). 11 de septiembre de 201

miércoles, 21 de septiembre de 2016

"CANTO DE LOS TEJEDORES SILESIANOS", DEL POETA ALEMÁN HEINRICH HEINE

La rebelíon de los tejedores de Silesia, según Hubner

La insurrección de los tejedores de Silesia de junio de 1844 está considerada una de las primeras luchas de la naciente clase obrera en el continente europeo.

A comienzos de 1844, la situación social en Silesia, en Prusia, se había agravado. Au-mentaba la desocupación, y los productos ingleses, favorecidos por la rápida industrialización y por el levantamiento del bloqueo impuesto por Napoleón Bonaparte.

Así llegaron muchas telas baratas, provocando el desempleo y la baja en el pago de los salarios de los tejedores de Silesia, que no podían competir con los hilanderos mecánicos de Inglaterra.

Los tejedores de Silesia trabajaban mayormente en las fábricas de tejidos, y prolongaban la jornada en sus casas, recibiendo un salario miserable por el trabajo de toda la familia. Marx destacaba la claridad con que los cantos de los trabajadores expresaban su situación: “Sois la fuente de la miseria Que oprime aquí al pobre Sois vosotros los que arrancáis El pan seco de su boca (...) Pero vuestro dinero y vuestro bien Un buen día desaparecerán Como la mantequilla bajo el sol ¿Qué será de vosotros entonces?”

El 4 de junio de 1844 la policía detiene a un tejedor que cantaba este himno bajo la ventana de un fabricante. La respuesta fue inmediata y por la tarde una multitud amotinada saqueó las casas de los industriales y destruyó los libros de contabilidad en la localidad de Peterswaldau. Al día siguiente 3.000 tejedores se dirigieron al pueblo de Reichenbach continuando la revuelta y enfrentándose al ejército que, a pesar de disparar contra la multitud y ocasionar 11 muertos, no pudo contener la furia de los tejedores que lograron expulsar a los soldados del pueblo con piedras y palos.

El gobierno mandó el 6 de junio a 3 compañías de infantería y a una batería de artillería que aplastó la rebelión. Los sobrevivientes buscaron refugio en las montañas y en los bosques vecinos, y muchos fueron condenados.

Un gran poeta alemán, Heinrich Heine, los inmortalizó en el “Canto a los tejedores silesianos”, que, comentaba Engels, se refería a la consigna preferida por las clases dominantes: “Con Dios, con el Rey y por la Patria”.

Fuente: PCR

Canto de los tejedores silesianos

Sin lágrima en el ceño duro
Están junto al telar y aprietan los dientes:
Alemania, tejemos tu sudario,
Y en él la triple maldición.
Tejemos, tejemos.

Maldito el ídolo al que impetramos
En fríos de invierno y angustias de hambre,
En vano creímos y le miramos,
Nos ha vendido, nos ha engañado.
Tejemos, tejemos.

Maldito el rey, el rey de los ricos,
Que no ablandó nuestra miseria,
Que nos arranca lo que sudamos,
Que como perros nos manda matar.
Tejemos, tejemos.

Maldita sea la patria falsa,
Para nosotros humillación,
Siega temprana de toda flor,
Festín podrido de los gusanos.
Tejemos, tejemos

Cruje el telar, la lanzadera vuela,
Siempre tejemos, de día y de noche,
Vieja Alemania, es tu sudario,
Y en él la triple maldición.
Tejemos, tejemos.

Traducción al español de Manuel Sacristán Luzón.

martes, 20 de septiembre de 2016

"LUNA COMUNISTA", DE THE (INTERNATIONAL) NOISE CONSPIRACY


"COMMUNIST MOON", DE THE (INTERNATIONAL) NOISE CONSPIRACY

Fundados en la ciudad de Umeå (Suecia), la banda estuvo en activo entre 1998 y 2009. Su vocalista y principal impulsor fue Dennis Lyxzén, conocido cantante de la escena sueca al haber sido líder de Refused, un grupo que consiguió poner patas arriba la escena con su combinación de hardcore experimental y letras intelectuales cargadas de crítica al capitalismo.

Con esa misma filosofía, después de la separación de Refused, Lyxzén montó The (International) Noise Conspiracy, abreviado T(I)NC, junto a otros miembros de la escena del país. En su nuevo grupo, las influencias musicales eran los clásicos del rock, el garaje y el blues más primitivos, sin dejar de lado la esencia del punk rock. Líricamente, Lyxzén seguía promulgando un mensaje explícito y crítico con capitalismo, el imperialismo o la misoginia, siempre difundido desde una óptica marxista. Títulos como “Smash it up”, “Capitalism stole my virginity” o “Communist moon” además de sus explosivos directos, son buenos ejemplos de la herencia de la banda.

En la mayoría de libretos de los discos no sólo incluían sus letras, sino que además incorporaban frases célebres de filósofos y personajes históricos, textos de opinión para apoyar su ideología y una selección de páginas web donde sus seguidores podían ampliar información sobre los temas y autores que destacaban.

Con el tiempo, el estilo de la banda evolucionó del garaje hacia un rock algo más clásico, hasta llegar su álbum de despedida, “The cross of my calling”, un disco donde se dejaba entrever una clara influencia de las bandas psicodélicas de los 60’s y 70’s. Su música evolucionó pero su retórica continuó fiel a sus principios. En una entrevista concedida al publicar ése último álbum, su frontman reconoció que el punk rock y la política eran las cosas que le habían hecho ser como era, y al ser preguntado por si la banda habría llegado más lejos sin dar tanto protagonismo a su vertiente política, Lyxzén respondió: “seguramente, sin la política no seríamos un grupo”. Si algo dejaron claro, es que seguirían llevando a cabo esa conspiración internacional del ruido hasta sus últimos días, y que lo harían siempre con el puño en alto.

Fuente: Revista AntrópiKa



LETRA TRADUCIDA AL CASTELLANO DE "COMMUNIST MOON"

Hey hermano! no me abrirías tu corazón ahora?
y hermana! los mejores sueños son todavía gratis
no más tiempo de muerte contigo en mi mente y contigo a mi lado
nuestros corazones hambrientos y los de este viejo mundo a punto de colisionar
deja que comience esta noche que ganaremos, que comience esta noche que ganaremos
compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños bajo una luna comunista
compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños bajo una luna comunista
Hey hermana, cuento los minutos que faltan para que estés conmigo
y hermano, no dudes en unirte
viene de todas partes y viene de golpe por arriba y por abajo
viene de tiempos desesperados, son mentes radicales de amores cargados de vida
compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños bajo una luna comunista
compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños bajo una luna comunista
compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños bajo una luna comunista
compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños
encontramos esperanza en nuestras manos, ella nos verá a través de la noche
y todos nuestros sueños y planes se harán realidad esta noche, se harán realidad esta noche
deja que comience esta noche que ganaremos, que comience esta noche que ganaremos
compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños bajo una luna comunista
compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños bajo una luna comunista
desde el cielo la luna te mostrará el amor para que puedas vernos a través de la noche, vernos a través de la noche
compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños bajo una luna comunista
compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños, compartamos todos nuestros sueños bajo una luna comunista…

Traducido por Alejandro Alvarez Pérez

LETRA ORIGINAL EN INGLÉS

hey brother won't you please open up your heart for me now
and sister the best dreams to dream are still for free
no more dead time with you on my mind with you by my side
our hungry hearts and this old world's about to collide
let it begin tonight we'll win, let it begin tonight we'll win
let's all share our dreams, all share our dreams, let's all share our dreams under a communist moon
all share our dreams, let's all share our dreams, all share our dreams under a communist moon
hey sister I'm counting the minutes until you're here with me yeah
and brother if you want to join in please feel free
it comes everywhere it comes all at once below and above
from desperate times comes radical minds living armed love
let's all share our dreams, all share our dreams, let's all share our dreams under a communist moon
all share our dreams, let's all share our dreams, all share our dreams under a communist moon
let's all share our dreams, all share our dreams, let's all share our dreams under a communist moon
all share our dreams, let's all share our dreams, all share our dreams
we find hope in our hands, it'll see us through the night
and all of our dreams and all our plans will come alive tonight, will come alive tonight
let it begin tonight we'll win, let it begin tonight we'll win
let's all share our dreams, all share our dreams, let's all share our dreams under a communist moon
all share our dreams, let's all share our dreams, all share our dreams under a communist moon
the moon up above will show you the love to see us through the night, see us through the night
let's all share our dreams, all share our dreams, let's all share our dreams under a communist moon
all share our dreams, let's all share our dreams, all share our dreams under a communist moon...

lunes, 19 de septiembre de 2016

LA HISTORIA DE LOS NIÑOS DE NAMIBIA CRIADOS POR LA RDA, LLEVADA AL TEATRO


Más de 400 niños de Namibia fueron separados de sus familias y enviados a Alemania del Este en los años 1980 para ser educados como perfectos pequeños comunistas, futura élite del país... hasta la caída del Muro de Berlín. ¿Víctimas de la Historia o rescatados?

Una obra de teatro, 'Oshi-Deutsch, die DDR Kinder von Namibia' ('Oshi-Deutsch, los niños namibios de la República Democrática Alemana'), que se representará próximamente en Alemania y Namibia, cuenta su odisea.

"Es fácil ver el lado sombrío de esta historia. Pero cada uno debe ser capaz de liberarse de eso y ver qué se puede sacar de positivo de nuestros años de lucha", dijo a la AFP Ndinomholo 'Dino' Ndiula, coautor de la obra, durante un ensayo en Windhoek, capital de Namibia.

¿El lado sombrío? Niños, muchos huérfanos, fueron desplazados de los campos de refugiados y llevados a Alemania del Este para ser adoctrinados y preparados para la lucha a través de un acuerdo entre la SWAPO, el movimiento independentista namibio apoyado por el bloque soviético, y el Gobierno comunista de la RDA.

En aquel momento, Namibia, excolonia alemana, estaba ocupada por Sudáfrica. La guerra entre las tropas del régimen del apartheid y los combatientes de la SWAPO hacía estragos. Miles de namibios huyeron de los combates y acabaron hacinados en campamentos de Angola y Zambia.

"Fuimos sometidos a un entrenamiento militar intensivo, natación, combate. Nos decían que íbamos a liberar a nuestro país, que seríamos la élite", recuerda Mónica Nambelela, que fue llevada a la RDA a los 3 años. Su hija, Shakira, participa en 'Oshi-Deutsch' (contracción de 'Oschivambo', lengua vernácula de Namibia, y 'Deutsch', alemán).

- Un retorno difícil -

Funcionaria en la actualidad, esta mujer de 40 años no se ve como una víctima: "me considero extremadamente privilegiada", asegura. "Ese sistema educativo englobaba todo lo que uno necesita saber en la vida: rigor, puntualidad, capacidad de luchar por su país, de ser incorruptible".

Lo mismo opina Lucia Engombe, de 43 años, productora en la televisión nacional de Namibia y llegada a la RDA desde un campamento de refugiados de Zambia. "A mí, esto me salvó la vida. En Zambia había guerra (...). Vivíamos permanentemente con miedo", explica.

A los 6 años, Lucía subió a un autobús que salía hacia el aeropuerto, pensando que se iba de excursión. "Mi madre había organizado todo, lo descubrí más tarde", cuenta. "Estaba subalimentada y me hubiera muerto de haber seguido en ese campamento".

A su llegada a Alemania del Este, los niños eran reagrupados en el castillo de Bellin, en el norte del país. Bajo la supervisión de educadoras alemanas y namibias, aprendían alemán y cursaban sus estudios en paralelo a su educación 'política'.

La historia de estos niños exiliados en Alemania finalizó abruptamente con la caída del Muro de Berlín y la desaparición programada de la RDA. En agosto de 1990, dos meses antes de la reunificación alemana, cuatro aviones repatriaron a 425 niños a quienes nadie había preparado para un retorno a Namibia, donde el comunismo no había triunfado.

La adaptación fue difícil. "Yo era adolescente", recuerda Mónica. "El apartheid acababa de ser abolido. Nosotros fuimos los primeros niños negros que fueron a la escuela alemana. Esto no era fácil. Sufrimos mucha discriminación por parte de los profesores, que habían vivido en un sistema segregacionista toda su vida".

Veintiséis años después de haber vuelto al país, la mayoría de los "niños de la RDA", como se les conoce en Namibia, han conseguido salir adelante. "Ese es abogado, aquella es ingeniera, esos dos se casaron en Europa, yo soy periodista...", sonríe Lucía, mientras hojea un viejo álbum de fotos, recuerdo de unas vacaciones en un campamento de pioneros en la RDA.

Fuente: AFP

REPORTAJE "LOS NIÑOS DE NAMIBIA EN ALEMANIA DEL ESTE" EN DEUTSCHE WELLE: http://dw.com/p/1JrAO

domingo, 18 de septiembre de 2016

“ERIK SATIE EN SU ESTUDIO”, DE SANTIAGO RUSIÑOL, EN EL 150 ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DEL COMPOSITOR COMUNISTA




El bohemio. Erik Satie en su estudio
Santiago Rusiñol
1891
Oleo sobre lienzo
85 x 61 cm
Colección particular (Barcelona)

En El Bohemi, Erik Satie al seu estudi (1891) Rusiñol representa al compositor abstraído en sus pensamientos, en una composición de nuevo influenciada por la composición fotográfica. El músico aparece en un ángulo de su habitación, desplazado a partir de la perspectiva caballera, recurso con el que se aplasta y arrincona  visualmente al personaje. Con ello el artista ha pretendido acentuar la soledad y la melancolía. El músico y poeta vestido de negro en contraste con la pared más clara, aparece como el paradigma del artista bohemio.

Alfred Eric Leslie Satie (Honfleur 1866 - París 1925)

Compositor y pianista francés fue el inventor de la música de mobiliario, lo que hoy se conoce como música ambiental.

Quedó huérfano de madre a una edad muy temprana y fue educado por su abuelo quien estimuló de forma exagerada su fantasía. Ingresó en el Conservatorio de París, donde pronto sus maestros le etiquetaron como "falto de talento" ya que era algo anárquico en su comportamiento y poco dado al trabajo y a la disciplina, posteriormente volvería al Conservatorio a la edad de 40 años.

De conductas transgresoras, con un carácter insoportable e intransigente y de ideas disparatadas y ocurrencias irritantes e incluso paranoicas, se presentaba a sí mismo como “gimnopedista”. Fundó la “Eglise Métropolitaine d'Art de Jésus Conducteur” (Iglesia Metropolitana de Arte de Cristo el Guía) de la cual él era el único miembro.

Fue compositor oficial y maestro de capilla de la Orden Rosacruz, se afilió al Partido Radical-Socialista, perteneció al Partido Socialista y posteriormente al Comunista.

Se ganó la vida como pianista de cabaret y modificó su nombre a Erik Satie (cambiando la c por una k) desde su primera composición. Nunca compuso, óperas ni sinfonías, sus obras suelen ser breves de estilo inclasificable, minimalistas y serialistas.  

La mayor parte de la obra de Satie tiene el piano como protagonista y sus obras más famosas son 3 'Gymnopédies' y 6 'Gnosiennes'.

El filósofo Slavoj Žižek clasifica sus obras para piano como un tipo de comunismo musical, alejado de los coros propagandísticos y de las grandilocuentes cantatas dedicadas al Estado. Se trata de una música donde lo relevante es el fondo: quien la escucha traslada su atención desde el tema hasta ese fondo, igual que la política debe trasladar el interés desde los heroicos individuos al trabajo de la invisible gente ordinaria.

Satie despreciaba la teatralidad desmesurada que detectaba en Wagner y Beethoven. Al final de sus años, afiliado ya al partido comunista, el músico francés llegó incluso a mofarse del patriotismo de Saint-Saëns, resumiéndolo en una máxima: “Todo para mí, nada para los demás”.

Murió el 1 de julio de 1925 en Arcueil, ciudad en la que (mal)vivía desde 1898, en la pobreza más absoluta y con su salud devastada por los excesos alcohólicos. Murió sin reconciliarse con nadie, sin arrepentirse de haber discutido con Debussy (en cierta ocasión le preguntaron sobre La mer y, refiriéndose al primer movimiento, que se titula "Del alba al mediodía en el mar" dijo: "Hay un pasaje, entre las once y media y las doce menos cuarto, que me gusta especialmente"; de todos modos mandó una carta de reconciliación a un Debussy moribundo).

André Breton, sobre Erik  Satie (1955)

«Satie ha dicho que el piano, como el dinero, no resulta agradable más que a quien lo toca: eso tranquiliza a alguien como yo, malquistado de nacimiento con la música instrumental. Eso hace también que lamente haber comprendido demasiado tarde, después de su muerte, al individuo excepcional que fue y al que un telón de espinas -su malicia, sus estudiados tics- me ocultaba… El tránsito del siglo XIX al XX no ha producido ninguna evolución de espíritu tan fascinante como la suya. Tendida entre dos puntos extremos, los místicos y Platón, durante treinta años la fatalidad del espíritu moderno ha consistido en hacer vibrar la cuerda de Satie al unísono con las de su compatriota Alphonse Allais y, más aún, de Alfred Jarry . No conozco mayor escuela de libertad con respecto a todas las convenciones, ni otra sonrisa más traviesa y, a la postre, tan punzante por encima del abismo interior, de negrísima especie, del que se escapa la bandada de sus dibujos e inscripciones caligrafiadas en absoluta soledad -todo de fundición, a la vez tan graciosos y tan inquietantes-, que esperan desde hace tiempo un inventario completo y un análisis riguroso.»

"MISA DE LOS POBRES", DE ERIK SATIE (1895):

sábado, 17 de septiembre de 2016

"CUATRO DE INFANTERÍA", DEL DIRECTOR DE CINE ALEMÁN G.W. PABST

Titulo original: Westfront 1918.
Año: 1930.
País: Alemania.
Duración: 97 minutos.
Director: G. W. Pabst.
Guión: Ladislaus Vadja. Adaptación de la obra de Ersnt Johannsen.
Producción: Seymour Nebenzal.
Fotografía: Charles Métain y Frizt Arno Wagner.
Montaje: W. L. Bagier, Jean Oser y Marc Sorkin.
Dirección de arte: Ernó Metzner.
Música: Alexander Laszlo.
Reparto: Fritz Kampers (El Bávarr), Gustav Diessl (Karl), Hans Moebus (El Estudiante), Claus Clausen (El Teniente), Jackie Monnier (Yvette), Hanna Hoessrich (Mujer de Karl), Else Heller (Madre de Karl).


Sinopsis:

Francia 1918. La “Primera Guerra Mundial”se encuentra en su etapa final. En la primera línea del frente, los soldados alemanes resisten los ataques del ejército francés y los constantes bombardeos con artillería. Un joven estudiante llamado a filas (Hans-Joachim Moebis) se enamora de una lugareña. Por su parte, Karl (Gustav Diessl), un avezado veterano, descubre que su esposa se ha entregado a los brazos de otro hombre en su ausencia. Mientras, los franceses preparan un ataque a gran escala apoyado por tanques. Las consecuencias serán nefastas.

Crítica:

Los bombardeos con artillería, el barro de las trincheras, la inmundicia, el horror de los ataques con gas, las cargas suicidas contra posiciones fuertemente fortificadas, los combates cuerpo a cuerpo y el tedio, sobre todo el tedio, eran el pan nuestro de cada día en el “Frente Occidental” durante la “Primera Guerra Mundial”. El conflicto y todos sus males han sido ampliamente descritos tanto por la literatura, como por las artes plásticas y el cine. En 1930, casi doce años después del final de la contienda, se estrenaron dos películas anti-belicistas clave en la filmografía de la “Gran Guerra”: “Sin Novedad en el Frente” (All quiet on the Western front, 1930), de Lewis Milestone, y “Cuatro de Infantería” (Vier von der infanterie, 1930), de Georg Wilhelm Pabst. La segunda -una de las obras fundamentales del director alemán- es un film que, en su momento, pasó casi desapercibido tras ser eclipsado por el trabajo de Milestone

Sin Novedad en el Frente” (All quiet on the Western front, Lewis Milestone, 1930) y “Cuatro de Infantería” fueron estrenadas con apenas un mes de diferencia. La película de Milestone llegó a los cines de Estados Unidos el 21 de abril de 1930. Mientras, la obra de Pabst fue estrenada en Alemania el 23 de mayo. Ambas están ambientadas en el “Frente Occidental” y narran las penurias de un grupo de soldados alemanes. Sin embargo, Pabst ofrece un retrato más pesimista sobre las consecuencias del conflicto en la retaguardia y sobre el impacto de la guerra de trincheras en la moral de los combatientes.

Cuatro de Infantería” se ambienta en Francia en 1918. La guerra se encuentra en su etapa final. En las trincheras alemanas más próximas a la línea del frente los soldados alemanes resisten estoicamente las continuas embestidas del ejército galo y los constantes bombardeos con artillería. Mientras, la vida sigue su particular ritmo. Un joven estudiante llamado a filas (Hans-Joachim Moebis) se enamora de una lugareña. Por su parte, Karl (Gustav Diessl), un avezado veterano, descubre que su esposa se ha entregado a los brazos de otro hombre en su ausencia. Los franceses preparan un ataque a gran escala apoyado por tanques. Karl se ofrece junto a tres compañeros para tratar de frenar al enemigo con fuego de ametralladora. Las consecuencias serán nefastas.

 La obra de Pabst se enmarca dentro de la corriente realista del cine alemán del periodo de entreguerras. Una gran parte de su trabajo tiene a la mujer como protagonista principal. En este contexto cabe destacar películas como “Bajo la Máscara del Placer” (Die freudlose gasse, 1925), con Greta Garbo en uno de sus primeros papeles; “El Amor de Jeanne Ney” (Die liebe der Jeanne Ney, 1927); y “La Caja de Pandora” (Die büchse der Pandora, 1928), protagonizada por la actriz estadounidense Louise Brooks.

Cuatro de Infantería”, la primera película de sonora de Pabst, marca el inicio de una nueva etapa en su carrera marcada por el cine de tintes sociales. Este film será seguido por otros títulos capitales como “La Comedia de la Vida” (Die dreigroschenoper, 1931), inspirada en los textos de Bertolt Brecht y la música de Kurt Weill; y como “Carbón” (Kameradschaft, 1931), un drama minero que reconstruye un accidente acontecido en Courrières en 1906.

El guión de “Cuatro de Infantería” fue adaptado a partir de la novela homónima de Ernst Johannsen. Su autor es Ladislao Vajda, padre del famoso director y guionista de igual nombre que llegó a desarrollar gran parte de su carrera en España con películas como “Marcelino Pan y Vino” (íd, 1955) y “Mi tío Jacinto” (íd, 1956). Vajda -que inició su carrera en el teatro húngaro- mantenía un estrecho vínculo con Pabst, con quién también colaboró en otros films como “La Comedia de la Vida” (Die dreigroschenoper, 1931) o “La Caja de Pandora” (Die büchse der Pandora, 1928). Del mismo modo, y aunque no aparezca mencionado en los créditos, Peter Martin Lampel también contribuyó en la redacción del guión.

El texto de Vajda adolece de cierta discontinuidad. La historia es contada a través de diversos episodios que, aunque relacionados entre sí mediante el nexo establecido por los protagonistas, carecen de un sentido lineal en el sentido estricto de la palabra. Tal es así que se pueden aislar fácilmente varios pasajes entre los que se encuentran, por ejemplo, el cometido del estudiante como enlace, la visita de Karl a su hogar materno durante un breve permiso o la ofensiva francesa sobre las posiciones germanas.

Por otra parte, y en consonancia con “Sin Novedad en el Frente” (All quiet on the Western front, Lewis Milestone, 1930) o la aclamada “El Gran desfile” (The big parade, 1925), de King Vidor, Pabst huye del culto a la violencia. El director alemán despoja a sus protagonistas de cualquier atisbo de heroicidad y retrata a la muerte de un modo aséptico. Asimismo, Pabst va incluso más allá y abraza una visión desesperanzadora sobre los daños colaterales en la retaguardia

Mientras los hombres caen como moscas en tierra de nadie, las viudas, las madres que han perdido a sus vástagos, los ancianos y los niños forman colas interminables ante los centros de racionamiento, donde los alimentos escasean. Los soldados de permiso regresan a sus hogares entonando himnos militares y algún que otro civil aún confía en la victoria de las tropas del “Kaiser” Guillermo II. Pabst ni siquiera brinda un hueco al ideal romántico. Lo fulmina por completo en la escena en que Karl se encuentra con que su mujer (Hanna Hoessrich) se ha entregado a los brazos de un vecino con el objeto de cubrir sus necesidades alimenticias.

 Esta visión sombría convierte al film en un ejemplo, por pleno derecho, de la “Nueva Objetividad” surgida al calor de la crisis política y económica que azotaba a la “República de Weimar”. Asimismo, “Cuatro de Infantería” adquiere, sobretodo en las escenas de combate, un aspecto próximo al documentalismo. Destaca la cuidada puesta en escena así como la fotografía, dirigida por Charles Mètain y Fritz Arno Wagner, uno de los cineastas más afamados del cine alemán de aquel entonces. No en vano, entre su nómina de trabajos se encuentran obras de la talla de “Nosferatu El Vampiro” (Nosferatu, eine symphonie des grauens, 1920), de Murnau; “Las Tres Luces” (Der müde Tod, 1921) y “M, El Vampiro de Düsseldorf” (M, 1931), de Fritz Lang; o “La Comedia de la Vida” (Die dreigroschenoper, 1931), con Pabst. Wagner recurre al uso del “Travelling” largo con desplazamientos horizontales de la cámara que permiten mostrar sin cortes la acción que transcurre en las trincheras. Por otra parte, emplea avanzadas técnicas de iluminación expresionista. En 1937, varios fragmentos del metraje fueron empleados como fondo en la adaptación que la “BBC” hizo de la obra de teatro “Journey’s End”, de R. C. Sherriff

Por su parte, el sonido es otro de los aspectos más cuidados en “Cuatro de Infantería”. Su montaje y su grabación fueron realizados por W. L. Bagier y por Karl Brodmerkel, respectivamente. Su trabajo se situó a la vanguardia del cine sonoro, llegando a ser grabado en directo el sonido de las escenas de las trincheras. No obstante, Pabst sigue aportando una mayor importancia a la imagen y, en determinados pasajes, emplea los silencios para incrementar la sensación claustrofóbica que transmiten algunas escenas.

El elenco de actores está encabezado por el austriaco Gustav Diessl, quien antes de iniciarse en las artes interpretativas combatió en la “Primera Guerra Mundial” y fue apresado durante un año. Diessl comparte pantalla con el prolífico actor alemán Fritz Kampers, que interpreta a “El Bávaro”; con Hans-Joachim Moebis, que da vida a un joven estudiante; y con Claus Clausen, con cuyo papel como teniente, ofrece una de las interpretaciones más desgarradoras de la película.

 La película fue aclamada por la crítica. El crítico Siegfried Kracauer llegó a señalar que Pabst había ido más allá de la simple exposición cinematográfica y que lograba ofrecer una visión documental de los horrores y el tedio claustrofóbico de la “Primera Guerra Mundial”. Apenas tres años después de su estreno, Hitler llegó al poder liquidando definitivamente la tambaleante “República de Weimar”. Joseph Goebbels, ministro de propaganda del “Tercer Reich”, incluyó a “Cuatro de Infantería” entre las películas prohibidas por el gobierno nacionalsocialista. En concreto, acusaba al film de Pabst de estar prendado de un “Derrotismo Cobarde” y de ofrecer una visión sesgada del conflicto

El final de la película resulta, hasta cierto punto, paradigmático. Tras el combate, los heridos de ambos ejércitos son conducidos a una iglesia desvencijada donde ha sido instalado un hospital de campaña. Allí, en medio de un clima de desolación, un soldado francés moribundo toma la mano de Karl y dice: “Estoy aquí, camarada. Estoy aquí”. Como colofón, Pabst añade un interrogante al título final: “Ende?!”. El tiempo le daría la respuesta nueve años después.

Fuente: Ultramundo

VER PELICULA CON SUBTITULOS EN CASTELLANO:



cuatro de infantería from Mundo Contemporaneo on Vimeo.